Los Miserables

lunes, 28 de marzo de 2011


Si amigos, Los Miserables, seguro que más de uno habréis llegado hasta aquí pensando en alguno de nuestros admirados cargos políticos que tan bien velan por nuestros intereses.

Pero no, no sería justo mancillar esta entrada citando a ninguno de ellos, el motivo que inspira estas líneas son Los Miserables de Víctor Hugo, obra publicada en el año 1862 (must read), de actualidad debido a la representación del musical en el Teatro Lope de Vega, algunos fuimos afortunados y pudimos ver el primer montaje que se hizo en Madrid hace  19 años producido por José Tamayo, Plácido Domingo y Cameron Mackintosh.

Solo puedo dar las gracias a mis padres por haberme llevado antes a un teatro que a un campo de futbol, el recuerdo que guardo de este musical es tan sobrecogedor y tan emotivo que las expectativas hacia este nuevo montaje eran bastante grandes, pero he de decir que nuevamente me ha vuelto a emocionar,  desde este pequeño blog quiero rendir mi humilde tributo a esta obra.

¿Por qué hablar de esta obra en este blog?

La obra es considerada como una defensa de los oprimidos en cualquier tiempo y lugar.

Recordemos que el contexto  de la obra es  la revolución francesa (1789)

Wikipedia dixit:
“..Se encuentra en una sociedad conservadora (muy arraigada a sus culturas y que no quiere admitir ningún cambio a su forma de vida), clasista y muy machista. (Los hombres son rudos y machistas y las mujeres delicadas, esforzadas y seguían órdenes de los hombres).
 Lo cual origino pobreza a gran parte de la población (económicamente), descontento con la burguesía (políticamente) Por lo que se puede observar, la parte realmente importante de la obra, es la gente, el pueblo, que tienen sus bajos momentos, pero también sus momentos de gloria…”

Sintiendo llevarle la contraria al estimado profesor Joaquín Arozamena [siempre quise poder citar a un grande en una anecdota propia ;) ] una imagen vale más que mil palabras, o al menos es la unión la que hace la fuerza: Palabra + Imagen + Música...

Sale el sol





2 comentarios:

  1. Anónimo dijo...:

    Yo también fui afortunada de poder ver LOS MISERABLES hace 19 años y suscribo tus palabras totalmente, aunque he de decir que ir a un partido de futbol tampoco está mal.
    Efectivamente la obra puede trasladarse a cualquier tiempo y lugar, si nos paramos a observar la sociedad actual no hay muchas diferencias,aunque pareciera que sí; quizá hemos avanzado en la igualdada entre hombres y mujeres, pero sigue siendo complicado considerar a una mujer directora de una multinacional,por ejemplo,"delicada", ni siquiera ella misma se lo puede permitir.
    La unión hace la fuerza,pero es tan... ¡ay! dificil conseguirla!.
    Animo a los lectores de este blog a que vean LosMiserables,por su música,por sus actores y actrices,por su autor, por su puesta en escena y por sobre todo,por la idea romántica de que otro mundo es posible.

  1. Guy Montag dijo...:

    Gracias por comentar esta entada llena de nostalgia y emoción jeje.

    Yo creo que apesar de los años transcurridos y del contexto socioeconomico, geopolitico, chinesco-burlesco (blablabla) , al final la historia siempre se repite...

    Los grandes cambios se producen porque hay gente que antepone el bien común al bien individual, al final los cambios se producen, huyamos de la antipatia reinante y movámonos, cada día somos más...

Publicar un comentario

Delivered by FeedBurner

Loading...