Pon un cero en tu vida

sábado, 26 de noviembre de 2011

       Reflexionando un poco sobre la vida que llevamos, he de decir que tal y como esta montada es, cuanto menos, una patraña, al menos para los que nos cuesta llegar a fin de mes, y encima sin posibilidad de ahorro, ya que el consumismo nos devora, todo debe ser comprado, todo debe ser vuelto a comprar y si te queda algo de dinero lo debes gastar en más compras, solo en época de crisis como la actual está bien visto el ahorro, siempre y cuando puedas permitírtelo claro, pero en época de bonanza económica, el que ahorra, es algo así como un bicho raro.
        En esta sociedad del consumo y del despilfarro existe dos clases sociales, los que tienen mucho o llamados "ricos" y los que tiene algo, denominados "pobres". ¿Y que pasa con la clase media? pues la mal llamada clase media, definitivamente no existe, o se tiene o no se tiene, ya que no se puede tener algo a medias, ¿no? y por último, y por que no decirlo, aun a pesar de parecer ridículo, la forma de vida de la gente con dinero es igual que la que no lo tiene, si si, igual, aunque solo que con una mínima diferencia: un cero.
        Un cero es la diferencia que existe en la vida entre las dos clases sociales que hay, hay ricos y pobres y punto y entre ellos un 0 que hace saber a que clase social perteneces.
        Si un mileurista suponemos que cobra 1.000€ al mes (por hacer una media, ya que los hay que no llegan ni a 800€ trabajando mas de la cuenta) un ricachón cobra 10.000€, si el mileurista se gasta en la compra 100 míseros euros el rico se deja 1.000 y si el mileurista se compra unos pantalones por 30€ el que tiene dinero se gasta 300.
        Si tras meses intentando ahorrar para irte de viaje te gastas la escalofriante cifra de 700€ en un viaje a Punta Cana, el que tiene dinero, el de la clase superior, se gasta 7.000€ en el mejor hotel de la isla. 
        Si el mileurista toma la decisión de que ya es hora de tener un coche, que se a cansado de ir en transporte publico de forma hacinada, y que se quiere parecer a la clase superior (algo muy común puesto que las campañas de marketing se encargan de eso) se gastará entre 15.000 y 20.000 € en un coche con todas las prestaciones, pero el amigo con dinero que como no quiere ser como los plebeyos de la clase  inferior en la escala social decidirá comprar un automóvil, en plan caprichito, con caballito y todo incluido, de entre 150.000 y 200.000€
        Así que si queréis hacer un cambio en vuestra vida, si queréis ser como los que salen últimamente en televisión, con cochazos y mansiones, comprando sin parar y viajando a lugares que nunca podrás estar, lo único que necesitáis es un sencillo cero, así que pon un cero en tu vida.

        En fin...

0 comentarios:

Publicar un comentario

Delivered by FeedBurner

Loading...